Las supersticiones y el perro

Photobucket

Una tradición popular sostiene que el perro es capaz de ver a los

espíritus y sobre todo de advertir la presencia de la muerte.

Photobucket

De hecho, cuando un perro aúlla cerca de una casa donde

hay un enfermo, se dice que la suerte de este ya esta echada.

Un perro que ladra delante de una puerta abierta es mala señal; si ladra al

nacer un niño, indica un futuro desgraciado para el recién nacido.

También es señal de muerte cercana para alguno de los habitantes

de una casa que un perro callejero entre en el jardín y excave un agujero.

Photobucket

Si un perro ladra un número impar de veces, anuncia la muerte de alguien.

Si se duerme con las patas extendidas, la señora de la guadaña golpeará

repentinamente a la persona que se encuentre en la dirección de los miembros extendido del animal.

Si come hierba, va a llover; y lo mismo sucede si se rasca durante

demasiado tiempo (siempre que no tenga pulgas); si en

cambio, se refugia bajo la mesa o de bajo de la cama, la tormenta será terrible.

Photobucket

Como se puede ver por todos esos ejemplos, en las creencias

de todos los tiempos el perro ha sido casi siempre indicador de muerte.

Este vínculo con los difuntos puede que este relacionado con

el importante papel del perro en las tradiciones de las religiones antiguas.

Photobucket

Basta pensar en el célebre Cancerbero, perro de tres cabezas,

guardián del Hades; en Anubis era el antiguo dios de la

 Duat. Anubis estaba relacionado no sólo con la muerte,

también con la resurrección después de la muerte, y era pintado

en color negro.

Se le representaba como hombre con cabeza de chacal,

sosteniendo el cetro real; su cara es de color negro, por el color

de la putrefacción de los cuerpos, de la tierra fértil, símbolo de resurrección.

Chacal del mundo de los muertos egipcio; y en el Rig Veda, hindú

con un perro colocado ante la puerta del otro mundo.

La mayoría de las supersticiones que protagoniza lo ven como

un animal dotado de cualidades proféticas, temible anunciador

de inminentes hechos dramáticos.

Photobucket

El Libro de las Supersticiones de Massimo Centini.

                         ERNESTO